domingo, 13 de marzo de 2011

cuando la luna se hizo grande

Cuando la luna se hizo grande


La luna, una noche, empezó siendo grande. Pero poco a poco se hizo más y más grande. Todos la miraban. Al principio, con asombro; luego, con dudas. Al final, vino el miedo, porque le luna se estaba haciendo enorme, gigante.
- ¡Se está acercando! ¡Va a chocar contra la Tierra!- empezaron a gritar.
Y todos los animales huyeron despavoridos y se encerraron en sus cuevas, en sus guaridas bajo la tierra.
La luna no dejaba de crecer. Hasta tal punto que llegó a rozar las ramas de los árboles más altos. No hubo gritos, ni miedo. La luna acariciaba las hojas y los árboles reían.
La luna siguió acercándose a la tierra. Tocó las flores y también ellas rieron. Les hacía cosquillas.
Entonces los animales empezaron a salir de sus escondites. Sentían mucha curiosidad por saber qué estaba ocurriendo. Sintieron entonces un abrazo cálido y suave, el abrazo de la luna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada